-    Escrito por blanca

Como elegir los colores del dormitorio

A la hora de pintar los dormitorios de nuestra casa debemos tener en cuenta una serie de factores importantes. Es cierto que cada uno tiene un gusto personal, por lo que escogerá unos colores antes que otros, pero en este artículo queremos ofrecerte una serie de ideas generales que te ayudarán a elegir los colores adecuados para que puedas relajarte en esta estancia de la casa. Toma nota porque son muy sencillos. En Dormitorios.net, os explicamos ahora como elegir los colores del dormitorio.

Índice del artículo:

  1. Sensaciones que transmiten los colores
  2. Colores según el espacio y la iluminación
  3. Colores en función de la edad
  4. Video de como elegir los colores del dormitorio:

Sensaciones que transmiten los colores:

  • Para pintar una habitación puedes usar cualquier color, ya que cada uno debe sentirse cómodo en su propia casa y sentir que es suya y está decorada a su gusto. Sin embargo, siempre hay colores que no son recomendables para pintar dormitorios. ¿Por qué? Pues o bien porque alteran el estado de ánimo o bien porque pueden quitar el sueño. Estos colores de los que te hablamos son por ejemplo el rojo o el naranja. Que por el contrario sí que son buenos para las personas depresivas.
  • Los colores que siempre son agradables para la mayoría de la gente son los tonos pastel, ya que son unas tonalidades que generan tranquilidad y aportan mayor claridad como veremos a continuación. Azules, verdes, amarillos, rosas, etc. Siempre en tonos claros.
  • Evita siempre que puedas el color blanco, ya que este puede llegar a resultarte agobiante para la vista, y al final puede acabar siendo más inquietante que cualquier otro color, aunque por otro lado es un color que va a garantizar siempre el que tendremos sensación de que la habitación cuenta con mayor espacio y sobretodo el que se vea mucho más luminosa.
  • Los colores siempre de moda como el azul, el verde o el beige, pueden darnos una sensación realmente relajante pero siempre en su versión más “light”. Es decir, en los tonos pastel que antes os he mencionado.

Colores según el espacio y la iluminación:

  • Una de las primeras cuestiones que has de tener siempre en cuenta es el tamaño que tenga tu dormitorio, el espacio y la iluminación que haya en este punto de la casa. Estos son unos criterios que debes tener muy en cuenta ya que los dormitorios pequeños, por ejemplo, para que no sean habitaciones agobiantes debes pintarlas con colores más claros. De lo contrario, si optas por tonalidades fuertes como morado, negro o rojo intenso por ejemplo lo que producirás es un efecto que no queremos ya que reducirás visualmente sus proporciones. Por eso es mejor elegir tonos pastel o colores claros.
  • Pero además del tamaño, también es importante la iluminación que tenga ya que esto también influirá en la percepción que tengamos de sus dimensiones. De tal forma que un dormitorio que esté bien iluminado dará más sensación de amplitud que uno que no lo esté. ¿Cómo se consigue esto? Hay dos maneras de conseguirlo, la primera es con ventanas amplias y que estén orientadas de forma correcta. En el caso de que esto no sea posible, la segunda solución de nuevo es usar tonos claros. Puedes colocar también luz artificial en la que alternar apliques o luces de lectura y luz cenital. Con eso conseguirás más claridad, pero siempre que las paredes de la habitación no sean muy oscuras.
  • También puedes elegir el color que antes he mencionado, para ganar amplitud, y que no es el otro que el blanco; de hecho es el más utilizado en casas y habitaciones que tienen poca iluminación natural, ya que es un tono que permite que la luz se vea mucho más luminosa.

Colores en función de la edad:

  • Además de todo lo que te hemos contado hasta ahora, es importante también que tengas en cuenta qué tipo de dormitorio es, ya que no es lo mismo un dormitorio de adultos, que uno de niños o adolescentes. Cada uno tiene su propia personalidad así que debes tener en cuenta también que los colores han de ser distintos.
  • Tampoco la funcionalidad será la misma, ya que en una habitación de matrimonio se buscará más la relajación y el poder descansar, algo que también se va a buscar en las otras habitaciones, aunque en las infantiles también se buscará el contar con un espacio en el que  los niños puedan jugar sin problemas, mientras que en las de los adolescentes o juveniles, se busca el que tengan un lugar “muy suyo” y que además que sirva para que se concentren a la hora de estudiar.
  • A partir de lo mencionado podemos decir, or ejemplo, que para las habitaciones de matrimonio suelen elegirse siempre tonos más acogedores y serios, es decir colores neutros o en tonos pastel. También dependerá mucho de la decoración que tengas en tu dormitorio o si quieres crear algún tipo de ambiente en concreto. Como ya te hemos dicho esto son consejos generales.
  • Un tono muy apropiado para un dormitorio de matrimonio será el “beige” o por ejemplo el lila clarito ya que os permitirá contar con un ambiente muy relajado ,y también que combinan con muchos estilos como el minimalista o el moderno.
  • Para los dormitorios de los adolescentes también siguen siendo una buena opción este tipo de colores claros aunque los jóvenes tienden a elegir siempre colores que sean muy llamativos.
  • Para que la habitación no se vea más pequeña de lo necesario, puedes optar por pintarles una pared de un color como el azul marino, o el rojo, y el resto de un tono que sea similar aunque mucho más claro e incluso el blanco.
  • Y para las habitaciones de los más pequeños de la casa evita el color blanco y los tonos muy fuertes para no alterar su estado de ánimo. Son recomendables también los tonos pastel, pero en este caso ya no tienen por qué ser neutros, pueden ser algo más llamativos y divertidos como el verde por ejemplo.

Colores en función del estilo

color dormitorio azul
  • Estilo industrial: Como pocos saben, el estilo industrial nació en Nueva York con la idea de ocupar las antiguas fábricas como viviendas. Hoy en día, este proceso se lo reconoce con el nombre de “loft”. Para generar este aspecto se necesitan algunos factores principales: paredes de ladrillos vistos, suelos de madera y ventanales grandes. Los colores que deberán acompañar estos espacios son el marrón, el gris hormigón, anaranjado (no tan vivo), beige, el ocre y el amarillo para dar un toque de color que conjunte con los demás sin resultar detonante.
  • Estilo nórdico: Para hacer un dormitorio de estilo nórdico, lo mejor es combinar muebles de madera con lacados blanco. En las paredes es mejor optar siempre por el blanco, dejando el color para los accesorios y textiles. Se deben hacer detalles en color, pero no abrumar ni llenar los espacios con los mismos, deben ser tranquilos de lo contario sería un caos. Los colores que para el estilo nórdico son los pasteles, celeste, rosado, amarillo, beige, crudo, negro, blanco, gris, turquesa. Aunque el blanco sea protagonista en estos lugares, algún detalle en negro no puede faltar para equilibrar el lugar y generar una mejor armonía del color.
  • Estilo minimalista: Este estilo no solamente se caracteriza por su modernismo y su elegancia sino también por la simplicidad de sus formas y la armonía que proporciona, se utiliza mucho en dormitorios despejados a los que se les quiere dotar de equilibrio y tranquilidad. Es por eso que el minimalismo es sofisticado, por tanto no se puede optar por cualquier color aleatorio sino que debe estar dentro del marco de colores aceptados por los considerados “minimalistas”. Para ello lo mejor que se puede elegir son los tonos neutros: blanco, negro, y diferentes tonos de grises. En cuanto a los accesorios textiles, lo mejor son los colores crudos, el hueso, marfil, arena o crema.
dormitorio moderno
  • Estilo pop-reviral: Ya la palabra “pop” nos dice mucho. El estilo “pop-reviral” es un estilo que requerirá de tantos colores que quizás ni eres capaz de imaginar. Si quieres elegir el color de tu dormitorio de un color único, entonces este no será tu estilo. Se trata de un estilo repleto de vida y dinamismo y en este caso sí se necesita de una mezcla aleatoria de la paleta de color. Se tiene que hacer un empleo desmedido del color, del contraste y de las formas geométricas. Aquí no hay colores que lo caractericen, de hecho, todos son válidos siempre y cuando su intensidad sea fuerte llegando  casi al flúor.
  • Estilo vintage: No caigamos en el error de pensar que el estilo vintage va de la mano del estilo industrial. Si bien los dos tienden a generar un ambiente antiguo existen diferencias entre ellos. El vintage tiende a la restauración de prendas, objetos y tendencias del pasado, para modernizarlas y hacerlas parte de nuestra vida. Para generar un ambiente dónde se mezcle lo antiguo con lo moderno el estilo vintage propone una paleta de colores que se maneja entre el rosa palo y el azul apagado. No obstante en el vintage abunda el blanco, y los colores pasteles, el celeste, el uva, y el verde claro, también son ideales para este estilo. No dejes de probarlo si quieres que tu dormitorio tenga una mezcla de antiguo y moderno.

Puede que te interese también:

Etiquetas : , ,

Como elegir los colores del dormitorio
0 votos